Economía Solidaria con el medio ambiente para sobrevivir en un planeta ajeno

Fernando Rodríguez, presidente de Cooperación Verde, nos orienta como vivir en armonía con la naturaleza.

¿Qué debe hacer el homo sapiens sapiens, para entender que vamos en una nave espacial prestada, que debemos aterrizar, con un concepto claro en la economía solidaria con el medio ambiente?
Si Wilton, muy amable por la invitación un cordial saludo a los lectores de Ecosolidario. La nave nos está llamando más la atención con cosas reales de que esa nave hay que cuidarla muy bien, esos deterioros que va sufriendo en el camino, en último le llegan al ser humano, los principales causales son sus paradigmas económicos.

Ese capitalismo salvaje extrae riquezas a costillas de los recursos naturales, -no en todas las áreas, pero si en unos negocios bien fuertes, como el petróleo y de otro tipo de minerales, eso es lo que está haciendo con altas productividades para ser eficiente.

Masificar la riqueza ese consumismo del medio ambiente hace que se dañe el ecosistema, que en último nosotros somos parte de ese ecosistema, o lo cuidamos o simplemente lo dañamos y en muchos casos contribuimos a dañarlo, son cosas muy puntuales, que hacemos en el día a día.

El crecimiento exponencial de la economía falló, sabemos que la asociatividad es una parte de la solución en la crisis, pero, sin el apoyo del gobierno no es fácil que estas empresas que son de empleados y de independientes se desarrollen ¿Cómo enfrentar la situación para salir adelante después de esta crisis?

El modelo asociativo tiene un mediano reconocimiento y de una u otra forma no en vano somos más de 6 millones de personas a nivel nacional, creería qué si primero conocemos bien la educación ambiental, la concientización, la asociatividad sostenible y tenemos claro lo que está pasando y como nuestro actuar está ayudando o está dañando al planeta. Sencillamente somos una fuerza bien grande, por eso nos hemos dado a la tarea en muchos eventos y capacitaciones por lo menos poner un granito de arena al tratar de multiplicar; de igual forma seguir trabajando con el gobierno a ver cómo nos apoya, así seamos empleados clase media a tener más beneficios y llegar a fortalecer nuestra gestión en materia solidaria y ambiental.

Todos los esfuerzos que se puedan hacer en materia de sostenibilidad no se han perdido el reto de captura de emisiones, el reto de cambio climático, un tema de mucha trascendencia de largo plazo y muchos recursos, de seguro, todo lo que se pueda hacer en beneficio de lo solidario, como en lo ambiental no va a sobrar si no al contrario va a faltar bastante.

¿Ustedes a través de Cooperación Verde tiene la autoridad solidaria medio ambiental para hablar de estos aspectos, que hace CV desde hace 15 años prácticamente?

Si Wilton llevamos prácticamente 11, 12 años en términos operativos, pero llevamos más de 15 años trabajando desde la filosofía cooperativa y desde los lideres cooperativistas, que llevaron esto a reales premisas a largo plazo porque, el tema biológico no es fácil cambiarlo, no es fácil incidir y construir lo biológico.

La captura buena

En un concepto real en el sector cooperativo más de 55 entidades están vinculadas, con lo cual, con el apoyo voluntario de esos recursos que nos dieron logramos sembrar 2 mil millones de árboles y de esos árboles crear biomasa, es la forma más sencilla, entre comillas, de capturar carbono, 280 toneladas de carbono en 10 años de crecimiento de la biomasa.
Biomasa es todo lo que uno ve que produce el suelo, es el tronco, la rama, el pasto, todo ese tipo de biomasa la que nos permite llegar esos indicadores tan importantes, 280 mil no son muchos para el problema que tenemos, pero en términos generales 280 mil toneladas es como sacar 140 mil vehículos de circulación.

Dr. Fernando Rodríguez cuál debe ser el comportamiento de los lideres no solo del sector solidario y cooperativo sino en general del mundo, hay líderes que hacen populismo ¿cómo deben dar ejemplo?

Así como fácilmente contaminamos, fácilmente apoyamos destrucción ambiental, es cambiar ese ejercicio, ese consumismo y muchas prácticas que tenemos en el día a día, en ser más coherente y esa fortaleza de ser coherente, tomaría más riesgo porque ese liderazgo precisamente no es solamente desarrollo económico, sino también es el desarrollo sostenible que nos haga a todos en el día a día.

Los grandes líderes del mundo tienen una obligación de firmar los protocolos de Kioto, pero no se ponen de acuerdo, ese tema no da espera, si no tenemos líderes jóvenes que están entrando a ese nivel de liderazgo, que sean más conscientes, que el futuro del planeta está en términos de tomar decisiones para no sobrepasar en un curso de 1.5 grados los 2 grados ya son problemas de calentamiento global.

Si no tenemos líderes y relevos del cambio generacional y convicción y la misma población no tiene elección de ese tipo de líderes, seguramente nos va quedar un poco difícil cambiar todo ese tipo de economía consumible, capitalista y extractiva de grandes dimensiones.
No vamos hacer capaces de poderle dejar a nuestras generaciones un planeta con buenos recursos ambientales, si no hay recursos ambientales no habrá recursos económicos.
Entonces el tema es un reto bien grande, poder exigir y asignar líderes, cambiar líderes y hacer todo ese papel, no solamente desde arriba sino también desde la parte social desde la base.

Hay una filosofía conceptualizad que bien manejada nos da buen resultado, es la permacultura yo desde haca desde estos estribos del periodismo veo muchas cosas que se pueden hacer y que se pueden lograr. A veces uno tiene que masticar amarguras.

Permacultura, sencillamente, es una cultura permanente entonces es cambiar en ese esquema y es lo que le comentaba en la parte anterior y si todos líderes, directivos funcionarios y empleados entramos en esa cultura permanente de cuidar el planeta que es la principal base de todo esto, desde el suelo y no hay algo tan perfecto y tan exacto que es la creación de biomasa.
Lo que hace el suelo creando biomasa y cultivos, creando comida en una forma biológica, tan perfecta, con animales, con vida, agua y sostenibilidad con esos componentes que tiene un ecosistema. Si nosotros no entramos en esa cultura permanente de conservar, sencillamente ahí es donde estamos en los problemas que tenemos.

No sé si el capitalismo en un momento por las necesidades de industrialización comenzó con la extracción petrolera, ahora más grave con el fracking y sigue haciendo ese tipo de deterioros, eso es una cultura que no está funcionando, está en contra del planeta.
Los problemas de cambio climático pueden ser bien duros en términos de ese diseño de los sectores agrícolas, que se manejó en ese concepto, que los mares suban, que los glaciales se descongelen, que el plástico llegue a los mares y a los peses que son comida nuestra, eso nos afecta más.

Lenguaje pandemia

Eso lo está diciendo la pandemia, es una afección que salió de los animales y pasó a los humanos, nos está pasando cuenta de cobro.
Es consumismo y voracidad capitalista, invitamos a que todos trabajemos en busca de modelos, más conscientes y educados, que lo que consumamos tenga un concepto de sostenibilidad, de consumo responsable, que no deteriore, sabemos que no es fácil, pero tenemos que entrar rápidamente a eso.
No es fácil cambiar esa cultura, tenemos que entrar a la cultura desde la compra de una bicicleta eléctrica o un vehículo eléctrico, muchas cosas podemos hacer, en un modelo asociativo podemos generar mucho impacto positivo en favor de lo que estamos buscando: mitigar el cambio climático, la deforestación.
A Fernando Rodríguez, gerente de Cooperación Verde muchas gracias por esta conversación para el Universo Digital Ecosolidario, que continúe en su noble misión de inducirnos a sobrevivir con respeto en esta nave espacial prestada.

Por: Wilton Rizzo
Periódico Ecosolidario