Pagare virtual: diferencias en los posibles mecanismos para su firma

De acuerdo con el artículo 7 de la ley 527 de 199: en Colombia contamos con tres tipos de firmas virtuales: Las firmas electrónicas certificadas, las firmas electrónicas y las firmas digitales; el decreto da validez jurídica a cada una de ellas permitiendo que sirvan para mostrar la identidad de quien firma.

En vista de que hoy ofrecemos al sector solidario soluciones de Pagare digital y custodia de documentos, es importante resumir y darles a conocer algunos conceptos sobre los diferentes mecanismo de firma que Laura Sofia Solórzano en su artículo “Diferencias entre una firma electrónica, electrónica certificada y digital, publicado el 13 de junio de 2020 en el diario La República, describió con claridad:

El artículo indica que la firma más común es la electrónica y que existen varios mecanismos tales como códigos u OTP’s, contraseñas, datos biométricos que solo conoce el firmante y que acompañan el proceso de firma de un documento.

También nos dice que, al momento de una controversia, es posible que se deba demostrar con ayuda de un perito experto la autenticidad, confiabilidad y apropiabilidad; probar además que la persona que firmo el documento es quien dice ser y que el contenido no ha sido adulterado.

Por otra parte, la firma electrónica certificada, así como la firma digital, garantizan el no repudio ya que solo puede emitirla una entidad de certificación, este respaldo garantiza el no repudio. Al respecto el artículo cita a Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech: “A pesar de que fueron definidas en el decreto ley 019 de 2012, hasta la fecha no han sido reglamentadas, entonces no se puede precisar cuáles son sus efectos y características”

Para generar un afirma digital debe utilizarse un mecanismo de criptografía esto garantiza que al enviar el documento se produce una clave que solo tiene el originador del mensaje, convirtiendo la en una firma segura.

“En Colombia de conformidad con el decreto 333 de 2014 para la emisión de una firma digital siempre se requiere la intervención de un tercero denominado entidad de certificación digital. Las firmas digitales se encuentran sustentadas en una tecnología denominada de llave pública, que utiliza criptografía asimétrica”, explicó Rincón.

El presidente de Fintech también comentó que ” no es cierto, que solamente de las denominadas firmas digitales se desprende el atributo de no repudio, pues de las firmas electrónicas también se puede desprender. Lo importante es que el mecanismo cuente con los elementos descritos en el decreto 2364 de 2012″.

En la actualidad la firma más utilizada es la electrónica ya que su uso es flexible y mitigan riesgos de alteración y suplantación de identidad.

Fuente del gráfico: Diario La Republica
Por: Hugo Polanía- Jefe comercial y de Mercadeo de Conectamos Financiera